jueves, 28 de noviembre de 2013

Análisis de "Afuera estaba el mar"

   El 15 de noviembre pasado fui invitada por estudiantes de cuarto año del Profesorado de Lengua y Literatura, del Instituto del Profesorado Concordia, a la presentación de sus trabajos realizados en el taller de Literatura Regional, a cargo del Dr. Luis Poenitz.
   Dentro de ellos, Daniela Moreira Scheifler, eligió mi novela para su análisis crítico.
   Este es un resumen de su completa y profunda lectura. 
   

Breve análisis de Afuera estaba el mar de la autora Liliana Rodríguez
   Afuera estaba el mar muestra una realidad conocida por todos los argentinos: la trágica década del noventa que tantos padecimientos posteriores ocasionó. Los personajes son gente común, con virtudes y defectos, pero no llegan a ser estereotipos.


   La historia está contada de forma novedosa, con una estructura que representa un desafío para el lector, que debe armar y reponer las piezas del relato para darle una forma acabada. Utiliza la técnica del bricolage que en las artes plásticas se relaciona con el uso de materiales descartables; en literatura se lo asocia con el empleo de textos pertenecientes a otros géneros como el periodístico y el epistolar, en el caso de esta obra. 

     En cuanto al estilo, se observa sencillez y fluidez de las ideas.

   Posee, además una rica simbología que parte de lo psicoanalítico, pero, sobre todo, de lo mitológico y que demuestra un minucioso trabajo de elaboración. La obra muestra un especial interés en los sueños y la forma de interpretarlos en la vida cotidiana. Liliana Rodríguez hace en la novela una reivindicación de este saber popular y afirma al respecto que “la gente más sencilla tiene una relación natural con el mundo de los sueños (…)”.

   En la mayoría de los casos, los hechos ficticios están enmarcados en un contexto real con otros hechos que sí fueron reales, lo que muchas veces hace dudar al lector de la diferencia entre lo real y lo ficticio, lo que hace a la novela más atrapante.

   La lectura de la obra conlleva a una gran reflexión de los aspectos sociales que allí se plasman: la falta de libre expresión, la injusticia, la imposibilidad de participación política, entre otros. 


Daniela Estefanía Moreira Scheifler









   ¡Gracias, especialmente a Daniela y a su profesor, Luis!  
   Fue sumamente grato el cálido momento compartido en el aula, el reencuentro con ex-alumnos y haber merecido una lectura tan aguda y respetuosa.
   

No hay comentarios: